viernes, 15 de octubre de 2010

Alegantina

En nuestro querido lenguaje canario “alegantina” es la que no se calla ni debajo del agua, la que pega la hebra con todo el que se encuentra y, “chismosa” es la que trae y lleva cuentos por todos lados y, cuanto más, dañinos mejor. Yo alegantina soy de por demás, sin alegar no puedo pasar.
Me subo a la guagua en Tomás Morales y cuando llego al puerto ya soy amiga del alma del que esta a mi lado, sea macho, hembra o entreverao. ¡OH! Fíjense ustedes si yo alegaré que perdí la tarjeta de crédito, llamé al número que tiene detrás para denunciar y a la media hora, entró mi marido y yo estaba diciendo: -¡Qué tiene gemelos! Mi hija y yo, también ¡Qué casualidad!-. Cuando colgué me preguntó: ¿Y con quién hablabas? -Con el tarjetero -Si no puede ser, si es una cinta... -Te digo que no, él me contestaba si le hablaba yo.
Un día, cuando era yo más joven y menos prudente, me subí en Ingenio en el coche de hora y al poco, le dije, en voz baja, a un señor serio y enlutado que estaba a mi lado : -Fuerte mujer fea la que va delante - Si que es fea- me contesto él -es mi mujer. Me quedé sin habla y al rato le dije: -Bueno, si la miras bien, tan fea no es”.-Si que es fea, si. Dígamelo a mí, que llevo veinte años casado con ella y viendo su cara en la mesa, en la cama y hasta en la azotea. Si cristiana, es fea. pero fea. Fea...- Y nos reímos los dos a la vez. Ella miró por encima del hombro y le dijo: -Pepe, ¿eso qué es? -Nada, es un chiste que contó esta mujer, ya te lo cuento después.
Mis hijos, cuando ven llegar a un taxi a la puerta de mi casa y que en diez minutos no se baja nadie, dicen: Ahí viene Mamá, pero hasta que no se entere de la vida y milagros del pobre taxista no se bajará. Y es que a mí me gusta alegar, ¡Cómo me gusta alegar!. Un conocido me dijo un día: Creo que a ti te sería más fácil no respirar que no hablar, yo estoy de acuerdo con él.

2 comentarios:

Leonor Mena dijo...

Je je tía doy fe...
A mi desde pequeña me gustaban los domingos que venía mi tía a casa y escucharla alegar de estas historias. Algunas repetidas...pero con las que te volvías a reír ...un beso grande

Moisés dijo...

Lo importante es tener cosas que contar, y tu las tienes.