lunes, 16 de marzo de 2009

microrelatos

Se encuentran en la calle, la una, en mejor posición económica, con un “lifting” y otros retoques en su haber; la otra, con una economía más modesta, al natural, dice:
—¡Qué bien estás!, ¡qué guapa!, ¡qué joven...! ¿Cómo es posible, si en el instituto solíamos tener la misma edad?

----
A cualquier cosa llaman soborno, hay que documentarse bien antes de opinar. El contratista X le quería regalar un precioso deportivo al político Y este, muy ofendido, le dijo:
—¿Cómo se atreve?, todavía quedamos políticos honrados, ¡qué desfachatez…!
—Bueno, podemos llegar a un acuerdo, ¿qué le parece si se lo vendo por veinte euros?
—¡Ah, entonces no hay inconveniente, mándeme dos, por favor!

1 comentario:

Moisés dijo...

jajajaja, muy buenos los microssss....